Nina

No fue fácil hacerme amiga de ti y de Teca, pero valió la pena el esfuerzo. Después de algún tiempo me aceptaste, así como aceptaste a Nena y después a Maya.
Será muy difícil olvidarte.
Te extraño mucho.